Cierre anual de operaciones vinculadas

Aspectos relevantes de cara al cierre de operaciones vinculadas

Como cada año al aproximarse el mes de diciembre, es necesario hacer una cierta reflexión sobre determinados temas de índole fiscal de cara a cerciorarse de que el tratamiento fiscal dado a lo largo del año a determinadas materias ha sido el correcto. Este proceso de revisión es importante ya que estudiará los posibles ajustes que se deban realizar en el ejercicio tanto a nivel fiscal como contable. Los elementos de revisión y ajuste más habituales suelen darse en partidas de ingresos y gastos tales como amortizaciones, provisiones, dotación de reservas, deterioros, insolvencias y un largo etc. de cuestiones.

Sin embargo, este ejercicio no es ajeno a las operaciones vinculadas y los precios de transferencia que, como sabemos, se enmarcan en una regla de valoración propia del impuesto sobre sociedades tal y como lo regula el artículo 18 de la Ley. En esta entrada del blog de Documenta TP vamos a analizar cuáles son algunos de los aspectos que más relevancia tienen en este proceso de revisión dentro del cierre fiscal y contable.

La siguiente ilustración muestra los principales aspectos a los que poner atención en el proceso de cierre anual para las operaciones vinculas y que, a continuación, se analizan en detalle:

Pasos a seguir en el cierre anual de operaciones vinculadas
Pasos a seguir en el cierre anual de operaciones vinculadas
  • Facturación de las operaciones vinculadas

En primer lugar, resulta imprescindible hacer una revisión de la facturación que durante el ejercicio han devengado las operaciones entre partes vinculadas. Esto es esencial como primer paso para tener una foto clara de cuáles han sido las operaciones vinculadas que se han desarrollado durante el año. Además, este esfuerzo supone un anticipo del trabajo a realizar en el posterior modelo 232 que se cumplimentará el año siguiente y de su correspondiente Local file, en su caso.

El objetivo del análisis de la facturación debe ser el de detectar posibles anomalías respecto a los importes de las operaciones de años anteriores en aquellas operaciones que tengan un cierto tracto sucesivo o estén en vigor durante varios años. Además, servirá para detectar aquellas operaciones que sean nuevas del propio ejercicio y aquellas que no se hayan desarrollado respecto a años anteriores. Esto supone contar con el punto de partida nítido de cara al cierre fiscal de las operaciones vinculadas.

  • Contratos

Contando ya con la foto clara de cuáles han sido las operaciones vinculadas del ejercicio y sus importes, un buen paso siguiente es el de revisar que existen contratos o fórmulas análogas para cada una de ellas. Es importante que existan estos contratos ya que si la transacción fuera desarrollada con terceros lo más normal es que se formalizarán, en la medida de lo posible. Esto confiere a la operación una primera apariencia de operación “de mercado”.

En caso de que alguna de las operaciones no tenga contrato formalizado o dicho contrato no esté en vigor, se recomienda revisar este hecho y, en la medida de lo posible, subsanar esta falta de formalidad ya que partes independientes así lo harían.

A continuación, y como siguiente paso obvio, convendría revisar que el contenido de dicho contrato es acorde a la realidad de la operación en sus aspectos más relevantes como pueden ser las partes, el precio, la duración o vigencia que se citaba anteriormente, así como los roles de cada una de las partes que concurran en la operación vinculada.

  • Roles de las entidades vinculadas

Como es sabido, uno de los aspectos más relevantes del análisis de las operaciones vinculadas viene determinado por el análisis funcional o análisis FAR. Este análisis, tal y como indica la OCDE, se encarga de confrontar las funciones desempeñadas, los activos utilizados y los riesgos asumidos por las partes como paso clave en la aplicación del principio de plena competencia a través del análisis de comparabilidad.

Pues bien, en este punto de la revisión de cara al cierre es importante asegurarse de que estas funciones, activos y riesgos se han mantenido estables en cada una de las operaciones, en la medida de lo posible, de modo que las operaciones sigan teniendo la identidad de años anteriores.

Sin embargo, en un año tan complejo como el 2021 y siendo el siguiente al 2020 que fue, si cabe, aún más complejo, es muy probable que se haya producido algún tipo de alteración en estos tres factores. Este hecho puede ser importante y debe ser analizado ya que si supone una alteración sustancial puede originar un cambio en el reparto de beneficios entre las partes vinculadas y en el precio de la operación.

Tomando como base la revisión de estos tres factores, es preciso sumergirse de lleno en la cadena de valor del grupo de empresas y confirmar si las aportaciones de cada parte se mantienen o si, por el contrario, se han visto alteradas sustancialmente.

  • Cadena de valor de la organización

A efectos de determinar adecuadamente los precios de transferencia de nuestras operaciones vinculadas, resulta clave analizar la cadena de valor. Esta cadena de valor nos muestra cómo se genera el valor de un modo transversal en los grupos de entidades y no solo atendiendo a una entidad. Es decir, el análisis de la cadena de valor no considera las entidades como compartimentos estancos, sino que parte de una concepción unitaria de la organización y busca cómo y dónde se genera este valor que contribuye al éxito de sus actividades.

Pues bien, de cara a afrontar el cierre anual de precios de transferencia con garantías, es preciso hacer una revisión con cierta profundidad de modo que la organización se cerciore de que no han existido cambios sustanciales en sus cadenas de valor.

En caso de no detectarse cambios relevantes que puedan a afectar al cómo y al donde se está generando valor (entendido en un sentido más amplio que los ingresos), podría concluirse que no son necesarios realizar ajustes en los precios de transferencia ni en las operaciones vinculadas.

Por el contrario, pueden detectarse posibles inconsistencias en la generación del valor dentro de la organización y su reflejo en los precios de transferencia y las operaciones vinculadas. En estos casos, la recomendación general es la de revisar estas posibles fracturas de la remuneración en la cadena de valor y plantear posibles ajustes antes del cierre anual. De este modo, se conseguiría una alineación de los precios de transferencia con el resultado del ejercicio.

Desde Documenta TP somos expertos en el análisis de operaciones vinculadas y precios de transferencia de acuerdo con las normas en España y las Directrices de la OCDE. Para cualquier consulta o propuesta no dude en contactarnos y le asesoraremos de un modo rápido y eficiente para que pueda contar con el mejor asesoramiento en el menor tiempo posible.

Ir al contenido